Dermatilomanía

Dermatilomanía

Es un trastorno que se da cuando la persona:

  • Se rasca o pellizca la piel repetidas veces.
  • Los pellizcos son a menudo severos como para causar daño en los tejidos.
  • Causa mucha angustia y/o problemas en el trabajo, en lo social o en actividades cotidianas.

Las personas con este trastorno pueden padecer de otros síntomas psicológicos tales como depresión o/y ansiedad.

¿Todas las personas que se pellizcan la piel presentan este trastorno?

No. Una persona sana en ocasiones se pellizque espinillas, barros, costras o incluso piel sana, y es bastante común.

Pellizcarse la piel como tal no se considera un trastorno, a menos que se de a menudo o/y suficientemente fuerte para causar gran angustia o problemas en otras áreas de la vida. Además, otros tipos de problemas, como enfermedades de la piel, retraso mental e incluso el uso de drogas puede hacer que las personas se rasquen la piel en ocasiones.

Sin embargo, las personas con un trastorno primario de dermatilomanía, no lo hacen por tener este tipo de problemas.

¿Cómo es un episodio típico de dermatilomanía?

Cuándo, cómo y en dónde la gente se pellizca varia. Las personas pueden pellizcarse la piel de una o más partes del cuerpo. Las áreas comunes incluyen: cara, cabeza, cutícula, espalda, brazos y piernas, manos y pies. Las personas casi siempre se rascan la piel con los dedos y las uñas, pero las personas también se quitan la piel de otras formas, por ejemplo; mordiendo o usando herramientas como pinzas o/y tijeras.

Las personas se pellizcan por diferentes razones. Puede ser por hábito o por aburrimiento y en algunas ocasiones ni siquiera están conscientes de que se están pellizcando. Las personas también pueden pellizcarse por un intento de hacer frente a las emociones negativas, por ejemplo; ansiedad, tristeza, enojo, etc. y/o en respuesta a sentimientos de estrés y tensión. Por lo que al pelllizcarse experimentan un sentimiento de alivio. Sin embargo el sentimiento de alivio a menudo va seguido de sentimientos de vergüenza o culpa.

Después de pellizcarse, las personas desechan la piel de diferentes maneras. Algunas de ellas la tiran a la basura o al piso y otras la ingieren.

¿Quién sufre de éste trastorno?

Este trastorno afecta en 1 de cada 20 personas. A pesar de que ocurre en ambos sexos, las investigaciones indican que es más común en mujeres y pueden comenzar desde la niñez o en la edad adulta.

¿Qué causa el trastorno?

Lamentablemente la causa exacta no se conoce. Se puede dar por factores tanto biológicos como ambientales, los cuales juegan un papel importante.

¿Cómo se relaciona la dermatilomanía (DM) con el TOC?

La dermatilomanía se clasifica como un trastorno de control de impulsos. Y también algunas veces hace referencia a un tipo de trastorno obsesivo compulsivo (o “espectro del trastorno obsesivo compulsivo”) ya que comparte síntomas del TOC.

Por ejemplo, personas que padecen de DM experimentan pensamientos recurrentes de necesidad de pellizcarse la piel. De esta manera, los síntomas son similares a los TOC, que se caracterizan por la urgencia de realizar comportamientos repetitivos (rituales/compulsiones), en respuesta a otros tipos de pensamientos recurrentes, imágenes e impulsos.

La DM también comparte semejanzas con otros tipos de TOC, como la tricotilomanía (comportamiento recurrente e irresistible a arrancarse el propio cabello o vello de distintas zonas del cuerpo), trastorno por tics, y trastorno dismórfico corporal (TDC, un tipo de TOC que se caracteriza por pensamientos repetitivos acerca de su apariencia). Las personas con DM tienen mayor predisposición a presentar otros tipos de TOC.

¿Cuáles son los efectos de la DM?

La DM tiene consecuencias emocionales, físicas y sociales, experimentando sentimientos de vergüenza y desconcierto, las personas con DM pueden padecer de otros problemas psicológicos, tales como depresión y ansiedad. La DM interfiere con la vida social, el colegio, y/o el trabajo. Así como de leve a grave dolor durante o después del pellizcado, como llagas, cicatrices, desfiguración y otros problemas médicos tales como infecciones. En casos extremos, pellizcar la piel puede causar lesiones lo suficientemente graves como para requerir cirugía.

¿Existe tratamiento para DM?

Sí. A pesar de que es necesaria mayor investigación para el tratamiento de este trastorno, algunas investigaciones sugieren la terapia cognitivo conductual (TCC). La terapia de aceptación y compromiso (TAC) también puede ser útil en el tratamiento de dicho trastorno. La investigación sugiere que pueden ser tratados eficazmente con medicamentos como los inhibidores selectivos de recaptura de serotonina, los cuales incluyen: fluoxetina, fluvoxamina y escitalopram.

Algunas investigaciones sugieren los anticonvulsivos de lamotrigina, siendo útiles en el tratamiento de este trastorno. Desafortunadamente, debido a que mucha gente no sabe que existe ayuda para este trastorno, muchas lo siguen padeciendo.

¿Cómo afecta el TOC a las familias?

A menudo la vida en familia sufre a causa del TOC. Al principio, los padres pueden estar confundidos o frustrados respecto a las conductas extrañas de sus hijos. Los padres pueden experimentar miedo al no saber cómo detener los rituales de sus hijos. A su vez, los niños con TOC pueden hacer que sus padres participen en sus rituales de maneras muy distintas, a menudo buscan tranquilidad y preguntan a sus padres lo mismo en repetidas ocasiones exigiendo respuestas. También pueden insistir en que sigan sus rituales, tanto a los padres como a hermanos. Es probable que se molesten mucho si no se salen con la suya. Todo esto hace que la vida en familia sea muy estresante. Los padres pueden pensar en cambiar la rutina diaria de la familia con tal de ceder a las demandas del niño y evitar que éste se ponga ansioso o molesto. Los padres pueden experimentar diferentes sentimientos desde miedo, frustración, enojo, tristeza y hasta culpa. A menudo se preguntan si sus hijos van a volver a estar bien de nuevo y se preocupan por el futuro.

¿Existe tratamiento para los niños y adolescentes con TOC?

Si, el TOC en niños y adolescentes puede ser tratado exitosamente. A pesar de que no existe una cura para el TOC, la terapia cognitivo-conductual (TCC) y el medicamento son sumamente efectivos para reducir los síntomas. Los expertos coinciden que la TCC es el tratamiento de elección para niños y adolescentes con TOC. Siempre que sea posible, la TCC debe ser la primera opción antes de medicar a los niños.

¿Qué es la TCC y cómo funciona?

La terapia cognitivo conductual usa una técnica llamada exposición y prevención de respuesta (E/PR), los niños con TOC aprenden que ellos están a cargo y no el TOC. Ellos pueden aprender a hacer lo contrario de lo que el TOC les dice que hagan, enfrentando poco a poco sus miedos (exposición), sin ceder a los rituales (prevención de respuesta). E/PR ayuda a los niños a habituarse o acostumbrarse a la sensación de miedo, al igual que uno se puede habituar al agua fría de una alberca.

¿Qué medicamentos ayudan a los niños con este trastorno?

Los medicamentos utilizados para tratar el TOC en niños son los antidepresivos llamados inhibidores selectivos de recaptura de serotonina (SSRI). Los medicamentos solo deben ser considerados cuando los síntomas del TOC son de moderados a severos. No existe “la mejor” medicina para niños y adolescentes, ya que cada persona reacciona de manera diferente, su doctor decidirá qué medicina es más adecuada para tu hijo.

Los medicamentos tardan cierto tiempo en actuar, por lo que es importarte esperar de 10 a 12 semanas para obtener el efecto completo. Aunque los medicamentos pueden disminuir el TOC, los síntomas suelen volver cuando el niño deja de tomar medicamentos.

Creo que mi hijo puede padecer de TOC, ¿qué debo hacer?

Hasta este punto, ya has dado un paso importante al leer esta información. Si los síntomas del TOC molestan a tu hijo e interfieren con su vida cotidiana (colegio, amigos, comportamiento, etc.), habla con tu hijo y busca una evaluación con un profesional de salud mental, como un psicólogo o psiquiatra. Es importante encontrar un terapeuta CC (cognitivo-conductual) o una clínica con buena reputación para el tratamiento de niños con TOC, si estás en busca de un tratamiento médico, también es importante encontrar un médico que tenga experiencia en el tratamiento de niños con TOC. Puedes encontrar una lista de profesionales en www.ocfoundation.org (entre ellos encontrarás a TocMéxico, parte del Instituto de terapia cognitivo conductual) , www.abct.org, www.adaa.org. Sin embargo, siempre pregunta para asegurarte que el médico/terapeuta tenga experiencia en el tratamiento de niños con TOC.