TOC de orientación sexual (TOCH)

Muchas personas creen de manera equivocada que el TOC es un padecimiento en donde las personas se lavan las manos repetidamente o revisan las cerraduras y electrodomésticos. La realidad es que hay muchos tipos de TOC. ¿Seré gay? Es uno de ellos. Tener pensamientos gays no es lo mismo que ser gay. En ocasiones uno se refiere a este tipo de TOC como TOCH: Trastorno obsesivo-compulsivo de homosexualidad. Una abreviación errónea ya que no es un padecimiento que no es un padecimiento exclusivo de las personas heterosexuales. Por muchos años han habido casos en donde las personas homosexuales, tanto hombres como mujeres padecen de este tipo de TOC y su miedo es ser heterosexual, quienes sufren los ataques de orientación sexual por parte del TOC. Por lo tanto, llamemos a este tipo de TOC, TOC de orientación sexual. El problema central en el TOC de orientación sexual es el miedo de no saber con certeza y a la par con el miedo de nunca poder ser capaz de tener una relación saludable y amorosa con quien genuinamente se sientan atraídos. De manera similar, alguien con miedos a la suciedad, superficialmente podría parecer una persona con muchas preocupaciones sobre los gérmenes, pero este miedo es indicativo de un miedo intenso de no sentirse limpio de nuevo. “Si no me lavo las manos, me sentiré de esta forma por siempre y nada en el mundo estará bien”. Por cada grito de ¿Esto significa que soy gay? Aparece un grito más fuerte de ¿Esto quiere decir que nunca seré hreteosexual nuevamente? En nuestra experiencia, este tipo de TOC tiene que ver con un poco de homofobia e intolerancia. De hecho, su propia intolerancia por lo general acaba siendo un detonante. En el TOC de orientación sexual los pacientes se obsesionan con cualquier cosa que hagan o digan en donde puede verse gay. Tal cual como los pacientes de contaminación ven gérmenes en todos lados.

Cuando esta forma de la OCD está en pleno apogeo, los pacientes tienden a estar muy atentos a cualquier señal de que su orientación sexual de origen puede verse comprometida. Desde la ansiedad, la distracción y la falta de estar en el momento son propensos a tener experiencias sexuales menos gratificantes, esto a menudo se convierte en un detonante importante. Si no siempre quiero tener sexo heterosexual, debo ser gay! Curiosamente, la idea de que podrían ser asexual por completo no aparece. Es el miedo del lado oscuro, no el neutro. Y la idea de que su libido está realmente comprometido como consecuencia de la ansiedad y las obsesiones que experimentan debido al TOC suenan a excusa, en lugar de un argumento racional. Cuando juegas con el TOC simplemente no puedes ganarle. El TOC hace trampa. Muchas personas que padecen de este tipo de TOC se ven atorados con la idea de que tal vez puedan encontrar o no a alguien atractivo y que esto puede o no significar algo importante acerca de ellos sexualmente. Si ven a una persona del mismo sexo, sienten que es posible que el ver fue realmente intencional y que esto indica un deseo sexual secreto. A menudo hipervigilan y supervisan sus genitales para comprobar la excitación en un intento de probar o refutar la teoría. Resultando contraproducente ya que la atención provoca sensación. Esto, por cierto, se da en otras partes del cuerpo. Cuando quieres recoger algo con tus manos, tu cerebro manda una señal de impulsos a tu mano antes de que tomes la decisión de moverlas.

Es importante reconocer el error fundamental en la línea de pensamiento que no por reconocer la belleza del mismo sexo quiere decir que estés atraído sexualmente. La atracción es una palabra que usamos para describir la sensación de estar jalado por algo, como un imán. Por lo general, conceptualizamos este sentimiento de ser atraído como prueba de nuestro deseo de estar cerca de alguien o algo. Esta idea es preocupante para las peruanos con TOC que siente una fuerte necesidad de certeza sobre el significado de la atracción, sobre todo cuando se está haciendo la falsa suposición de que toda la atracción es la atracción sexual. Por lo tanto, la atracción puede ser ante cualquier cosa, tanto positiva como negativa. Pero el significado que los pacientes tratan de resolver es ¿Deseo tener relaciones sexuales con esa persona? La idea es que el TOC no los permite considerar esa posibilidad y por lo tanto viene la ansiedad. Cualquier persona es capaz de identificar a otra como atractiva. Esto quiere decir que la persona, independientemente del sexo, puede reconocerlo. Para los occidentales, esto puede tener algo que ver con la masculinidad, estructura ósea, y/o simetría facial. Sin embargo, según los investigadores, antiguos mayas aparentemente tenían una preferencia cultural por los que fueran bizcos y de frente plana. En otras palabras, atractivo no es un concepto fijo y tiene significado distintos para diferentes personas.

Cuando vemos un paisaje, nuestro deseo es estar cerca de ahí. Cuando vemos a una persona atractiva, sentimos lo mismo. En algunos casos hasta envidia nos da. Por decir, ojalá tuviera su cuerpo. Sin embargo, para las personas con este tipo de TOC, las preguntas frecuentes son: ¿Piensas que soy gay? La pregunta del millón es ¿Te gustaría tener sexo gay?