Arriba

Dermatilomanía

Dermatilomanía

Es un trastorno que se da cuando la persona:

Se rasca o pellizca la piel repetidas veces.

Los pellizcos son a menudo severos como para causar daño en los tejidos.

Causa mucha angustia y/o problemas en el trabajo, en lo social o en actividades cotidianas.

circulos

Las personas con este trastorno pueden padecer de otros síntomas psicológicos tales como depresión y/o ansiedad.

¿Todas las personas que se pellizcan la piel presentan este trastorno?

No. Una persona sana en ocasiones se pellizca espinillas, barros, costras o incluso piel sana, y es bastante común.

Pellizcarse la piel como tal no se considera un trastorno, a menos que se de a menudo y/o suficientemente fuerte para causar gran angustia o problemas en otras áreas de la vida.

Además, otros tipos de problemas, como enfermedades de la piel, retraso mental e incluso el uso de drogas pueden hacer que las personas se rasquen la piel en ocasiones. Sin embargo, las personas con un trastorno primario de dermatilomanía, no lo hacen a causa de este tipo de problemas.

¿Cómo es un episodio típico de dermatilomanía?

Cuándo, cómo y en dónde la gente se pellizca varía. Las personas pueden pellizcarse la piel de una o más partes del cuerpo. Las áreas comunes incluyen: cara, cabeza, cutícula, espalda, brazos y piernas, manos y pies. Las personas casi siempre se rascan la piel con los dedos y las uñas, pero las personas también se quitan la piel de otras formas, por ejemplo; mordiendo o usando herramientas como pinzas y/o tijeras.

Las personas se pellizcan por diferentes razones. Puede ser por hábito o por aburrimiento y en algunas ocasiones ni siquiera están conscientes de que se están pellizcando. Las personas también pueden pellizcarse por un intento de hacer frente a emociones negativas, por ejemplo ansiedad, tristeza, enojo, etc. y/o en respuesta a sentimientos de estrés y tensión. Por lo que al pellizcarse experimentan un sentimiento de alivio. Sin embargo, el sentimiento de alivio a menudo va seguido de sentimientos de vergüenza o culpa.

Después de pellizcarse, las personas desechan la piel de diferentes maneras. Algunas de ellas la tiran a la basura o al piso y otras la ingieren.

¿Quién sufre de este trastorno?

Este trastorno afecta a 1 de cada 20 personas. A pesar de que ocurre en ambos sexos, las investigaciones indican que es más común en mujeres y pueden comenzar desde la niñez o en la edad adulta.

¿Qué causa el trastorno?

Lamentablemente la causa exacta no se conoce. Se puede dar por factores tanto biológicos como ambientales, los cuales juegan un papel importante.

circulos

¿Cómo se relaciona la dermatilomanía (DM) con el TOC?

La dermatilomanía se clasifica como un trastorno de control de impulsos. Y también algunas veces hace referencia a un tipo de trastorno obsesivo compulsivo (o “espectro del trastorno obsesivo compulsivo”) ya que comparte síntomas del TOC.

Por ejemplo, las personas que padecen de DM experimentan pensamientos recurrentes de necesidad de pellizcarse la piel. De esta manera, los síntomas son similares a los de TOC, que se caracterizan por la urgencia de realizar comportamientos repetitivos (rituales/compulsiones), en respuesta a otros tipos de pensamientos, imágenes e impulsos recurrentes.

La DM también comparte semejanzas con otros tipos de TOC, como la tricotilomanía (impulso recurrente e irresistible de arrancarse el propio cabello o vello de distintas zonas del cuerpo), trastorno por tics, y trastorno dismórfico corporal (TDC, un tipo de TOC que se caracteriza por pensamientos repetitivos acerca de su apariencia). Las personas con DM tienen mayor predisposición a presentar otros tipos de TOC.

¿Cuáles son los efectos de la DM?

La DM tiene consecuencias emocionales, físicas y sociales, causando sentimientos de vergüenza y desconcierto, las personas con DM pueden padecer de otros problemas psicológicos, tales como depresión y ansiedad. La DM interfiere con la vida social, el colegio, y/o el trabajo. Así como de leve a grave dolor durante o después del pellizcado, como llagas, cicatrices, desfiguración y otros problemas médicos tales como infecciones. En casos extremos, pellizcar la piel puede causar lesiones lo suficientemente graves como para requerir cirugía.

¿Existe tratamiento para DM?

Sí. A pesar de que es necesario investigar más para el tratamiento de este trastorno, algunas investigaciones sugieren la terapia cognitivo conductual (TCC). La terapia de aceptación y compromiso (TAC) también puede ser útil en el tratamiento de dicho trastorno. La investigación sugiere que pueden ser tratados eficazmente con medicamentos como los inhibidores selectivos de recaptura de serotonina, los cuales incluyen: fluoxetina, fluvoxamina y escitalopram. Algunas investigaciones sugieren los anticonvulsivos de lamotrigina, siendo útiles en el tratamiento de este trastorno.

Desafortunadamente, debido a que mucha gente no sabe que existe ayuda para este trastorno, muchas lo siguen padeciendo.