Arriba

El papel de la salud mental en el amor

El papel de la salud mental en el amor

Uno de los ingredientes más importantes de los cuales depende nuestra recuperación ante una enfermedad mental, y que curiosamente no aparece en ningún manual médico o diagnóstico psiquiátrico, es el amor. La palabra está tan fatalmente asociada con el romance, el sentimentalismo, lo cursi, entre otras cosas, que pasamos por alto el papel fundamental para ayudarnos a mantener la fe en la vida en momentos de abrumadora confusión psicológica y dolor. El amor, ya sea de un amigo, pareja, hijo, padre, el amor a uno mismo, tiene un poder indomable para rescatarnos de los momentos difíciles, acompañarnos en el proceso de tratamiento y mantener nuestros logros. 

Veamos cuatro formas en que el amor es bueno para tu salud mental: 

  • Autocompasión: La autocompasión surge del amor, mientras que la motivación a criticarse surge del miedo. Gracias a que somos mamíferos, nacemos con una inmadurez a cuidarnos por nosotros mismos, gracias a esa inmadurez nuestro sistema de cuidado ha ido evolucionando. Cuando este sistema de cuidado esta activo, liberamos oxitocina (la hormona del amor) y endorfinas (opiáceos naturales que nos hacen sentir bien). Dos formas para activar el sistema de cuidado es a través de las caricias y la vocalización suave, ya sea de alguien más o de ti mismo. Practicar la autocompasión cuando nos sentimos inseguros es como sentir unas palmadas de apoyo de la gente que queremos. ¿Cómo te hablas últimamente? 
  • El amor disminuye el estrés: Cuando las personas se sienten apegadas de forma segura, sus niveles de estrés disminuyen. El solo hecho de estar en presencia de alguien que nos reciba con una consideración positiva y cariñosa puede reducir esos niveles de cortisol y adrenalina y crear una mayor homeostasis, lo que significa que sus neuroquímicos vuelven a estar en equilibrio.
  • El amor da espacio a la ansiedad: Numerosos estudios han señalado formas en que la soledad puede dañar tu salud, desde aumentar la inflamación hasta activar los centros del dolor. La sensación de soledad estimula la ansiedad, que está mediada por diferentes neurotransmisores, como la norepinefrina. Además, los niveles de cortisol y adrenalina aumentan cuando las personas se sienten inseguras y amenazadas, lo que desencadena la respuesta al estrés de su cuerpo. Estar enamorado y sentirse cerca de otra persona puede mitigar la ansiedad. La conexión cercana con otros es el inicio de sentirse conectado con uno mismo. 
  • El amor como valor: Recuerden que el amor es diferente para cada quien, sin embargo cuando lo tomas como valor, puede ser una brújula para tomar decisiones. Con las compulsiones, por ejemplo, el amor nos puede ayuda a elegir, escuchar a mi pareja o enfocarme en contar y neutralizar; decidir estar en el baño más tiempo o salir a jugar con mi hijo. 

El amor es más fuerte que el miedo, practiquemos actuar en base a lo que es importante para nosotros y traernos al miedo como acompañante pero no como líder. 

Author avatar
Cesar Polo