Arriba

Lo que una persona con TOC quiere que sepas

  1. Cuando usas de forma incorrecta el término TOC invalidas el hecho de que el TOC es una condición debilitante que impacta en nuestra calidad de vida, y que sin tratamiento puede generar mucho sufrimiento. Si bien sabemos que probablemente no hay una mala intención detrás de esto, es de suma importancia que como sociedad nos eduquemos al respecto con el fin de no trivializar un tema tan complejo como lo es la salud mental.
  2. La preocupación por la contaminación es sólo una de las muchas caras del TOC, las personas con TOC pueden experimentar obsesiones de todo tipo, desde imágenes de asesinatos, cuerpos descuartizados, pensamientos sexuales que no van de acuerdo a nuestros valores, preocupaciones por algunos números que nos hacen repetir conductas cierto número de veces, preocupaciones por ofender o insultar imágenes sagradas o por ser castigados por tales cosas; sólo por nombrar algunas de las obsesiones menos conocidas pero comunes en el TOC. 
  3. Tal ves no se me “note” que tengo TOC, no todas las compulsiones son físicas u observables. Muchos de nosotros hemos encontrado otra forma de lidiar con nuestras obsesiones, quizás contamos en nuestra mente, rezamos, repetimos alguna frase para tranquilizarnos, cambiamos imágenes en nuestra cabeza para neutralizar la ansiedad, repetimos una y otra vez escenas en nuestra mente para asegurarnos de que no hicimos algo malo, etc. Sin embargo, eso no significa que el TOC no impacte en nuestras relaciones sociales, familiares o en nuestro rendimiento académico o laboral.
  4. La recuperación es todo un reto, el tratamiento indicado para el TOC es conocido como Terapia de Exposición y Prevención de Respuesta. Y aunque somos muy afortunados de hoy en día contar con un tratamiento basado en evidencia, no es un tratamiento sencillo, ya que implica que voluntariamente nos expongamos a lo que más ansiedad nos genera. Por lo tanto, es sumamente cansado, a veces sentimos que tenemos que dar nuestro 200% cada día y simplemente algunos días necesitamos un momento de tranquilidad, de no hacer nada.. de recuperarnos del día. 
  5. ¡Estoy haciendo lo mejor que puedo! (incluso aunque ante tus ojos no se vea así.) Tal vez de vez en cuando me veas regresarme, o repetir alguna conducta, pero créeme que por cada compulsión que a veces practico, hay 20 más que decido no practicar. Todos los días estoy trabajando muy duro para cambiar la forma en que respondo al TOC.
  6. Y, por último y no menos importante: SOY MUCHO MÁS QUE EL TOC. Soy una persona amable, sensible, inteligente, soy tantas cosas que no son TOC. El TOC es algo que experimento, pero no es quien soy.

    Aprovechemos está oportunidad para aprender más en relación al TOC. Es momento de desafiar estigmas, de compartir, de educar, de crear conciencia y así quitar mitos y percepciones erróneas sobre la vida de las personas con TOC.

 

Author avatar
Cesar Polo