Serotonina: El enlace químico

El neurotransmisor serotonina (5-hidroxitriptamina; 5-HT) puede ser el núcleo del TOC, en la parte médica. Pero regresemos un poco, los neurotransmisores son los mensajeros químicos en el cerebro que ayudan a las células cerebrales (neuronas) a comunicarse entre ellas. Estas neuronas tienen huecos conocidos como hendiduras sinápticas. Cuando las neuronas son estimuladas por impulsos eléctricos, dicho impulso tiene que ser capaz de cruzar esa hendidura para alcanzar a la otra neurona y de esta forma llegar a todo el cerebro. Por lo tanto, las neuronas liberan neurotransmisores que fungen como un puente, permitiendo que el impulso eléctrico cruce. Después de que el impulso ha sido transmitido, los neurotransmisores se recapturan en la célula, a este proceso se le llama “recaptura” o metabolizados a sustancias inactivas. Se cree que en el TOC, hay una recaptura prematura de serotonina, lo cual interrumpe el proceso de transmitir mensajes de una célula a otra.

 

En los 60’s, los adultos con TOC que estaban siendo tratados por depresión con Anafranil, un inhibidor de la recaptura de serotonina, encontraron que sus síntomas TOC mejoraban considerablemente. Desde entonces, otros medicamentos que funcionan en el bloqueo de la recaptura de serotonina han ayudado a reducir los síntomas, a diferencia de otros antidepresivos que afectan a otros neurotransmisores no se observa mejoría. Desafortunadamente, no hay un “examen de serotonina” para diagnosticar o predecir al TOC. La serotonina interactúa muy de cerca con otros neurotransmisores los cuales afectan al pensamientos, emociones y conductas, por lo tanto, es difícil aislarlo. Para complicarlo un poco más, aunque sabemos que la serotonina está involucrada en el TOC, no hay evidencia alguna de que sea la causa como tal. También podría ser que el TOC causa cambios en el funcionamiento de la serotonina. Sin embargo, hasta la fecha es lo que sabemos y las investigaciones continúan.